Ocultar menú


INSTALACIÓN

Para asegurar la larga vida y el buen funcionamiento de los productos Flowtite es preciso manejar e instalar los tubos y los accesorios correctamente. También es imprescindible que tanto la propiedad como el ingeniero y el contratista de la obra comprendan que los tubos de PRFV han sido diseñados para ser utilizados de conformidad con los procedimientos de instalación recomendados.

La información que sigue a continuación es sólo un resumen parcial de los procedimientos de instalación. Su objetivo no es reemplazar las instrucciones de instalación que se deben seguir en cualquier proyecto.

TUBERÍAS ENTERRADAS

En la mayoría de los casos, las tuberías Flowtite son la opción más económica para instalación de tuberías enterradas. El suelo proporciona el apoyo necesario y evita casos de vandalismo o daños. Las tuberías no están diseñadas para resistir todos los desequilibrios derivados de las fuerzas de empuje que actúan sobre codos, reductores, derivaciones en Y, etc. Por ello se deben emplear macizos de anclaje que transfieran esta carga a un suelo estable.

El lecho de la zanja debe estar formado de un material adecuado que ofrezca un apoyo continuo y uniforme a la tubería. Para garantizar un sistema de tubería-suelo satisfactorio, se debe utilizar un material de relleno adecuado. La mayoría de los suelos de grano grueso son aceptables tanto para la zanja como para rellenar la zona de la tubería.

Después de la instalación de cada tubo se debe revisar la máxima deflexión vertical. La máxima deflexión vertical inicial admisible es del 2,5% para tuberías iguales / menores de 250 mm. La máxima deflexión vertical a largo plazo admitida es del 5% para diámetros de 300 mm y más grandes, y del 4% para los diámetros más pequeños. Estos valores se aplican a todas las clases de rigidez.

Si desea más información sobre tuberías enterradas conforme a AWWA y ATV visite nuestra sección de "Descargas".

INSTALACIONES AÉREAS

Los tubos de PRFV también son aptos para instalaciones aéreas. En este caso las tuberías pueden ir suspendidas o montadas sobre soportes y deben disponer de un sistema de sujeción que garantice su estabilidad. Los soportes son normalmente de hormigón o acero; las correas de sujeción son de acero. Diferenciamos entre los sistemas de tuberías con y sin juntas trabadas.

INSTALACIÓN SIN JUNTAS TRABADAS

Los sistemas de tuberías sin juntas trabadas pueden resistir la presión del fluido, pero no están diseñados para transferir fuerzas de empuje generadas por un cambio de dirección o geométrico o por un cambio en el área de la sección transversal. Por lo tanto, estos sistemas requieren bloques de anclaje u otros soportes para resistir los desequilibrios producidos por las fuerzas de empuje. Los bloques de anclaje están hechos, normalmente, de hormigón armado. Éstos deben cubrir las juntas completamente y transmitir la fuerza de empuje al suelo sólido de forma segura. Estos sistemas tienen que someterse a un cuidadoso análisis. A la hora de realizar el estudio de estabilidad se deben incluir los parámetros de presión del agua.

INSTALACIÓN CON JUNTAS TRABADAS

Los sistemas con juntas trabadas, también denominados sistemas biaxiales o sistemas de auto-anclaje resisten la presión del agua y puede transferir las fuerzas longitudinales o de deflexión. Tanto los tubos como las juntas deben resistir la totalidad del empuje axial. Los sistemas biaxiales están diseñados para resistir el empuje axial y suplen la necesidad de instalar bloques de anclaje. Una colocación cuidadosa de los soportes asegura que las tensiones axiales estén por debajo de los límites impuestos. Estos sistemas requieren un análisis estructural tridimensional meticuloso. Un programa informático especializado determina todas las tensiones y desplazamientos, así como las fuerzas de apoyo. Las tensiones axiales generadas en un sistema de este tipo suelen aumentar la clase presión de tuberías y juntas necesarias por encima de la presión operativa. Debido a que las tuberías Flowtite tienen módulos E menores que, por ejemplo, el acero, la fuerza sobre los componentes es a menudo de menor.

Si desea más información sobre las instalaciones aéreas visite nuestra sección de "Descargas".

 



SLIP LINING – REHABILITACIÓN

Gracias a la capacidad de producir tubos de diámetros adaptados a las necesidades del cliente, Flowtite puede fabricar productos a medida, ciñéndose al diámetro interno de la tubería existente, mantienen un caudal óptimo y facilitan la instalación de la nueva tubería.

Los tubos Flowtite se pueden ensamblar fuera de la tubería deteriorada antes de ser introducidos en ella mediante un procedimiento de empuje. El proceso de montaje se puede llevar a cabo incluso con caudales de flujo bajos (inferior a 1/3 del diámetro de la tubería a rehabilitar).



En caso de largas distancias, se pueden fabricar tubos con anillos de empuje en las espigas, lo que permite una transmisión del esfuerzo a través de la junta sin afectar su capacidad de sellado. Esto es especialmente importante en la rehabilitación de líneas de presión. En el caso de diámetros muy grandes, los tubos se pueden transportar utilizando un equipo ligero y ensamblar en su posición final. La capacidad de producir tubos de longitudes variables también minimiza el tiempo de instalación.

Los tubos para rehabilitación con juntas lisas enrasadas permiten ajustar el diámetro exterior de la tubería de rehabilitación al diámetro interior de la tubería existente. Estos tubos especiales están disponibles en SN5000 y SN10000 con diámetros que van de 600 a 1900 mm.

INSTALACIONES SUBACUÁTICAS

Los tubos de PRFV son muy adecuados para la construcción de tomas de agua de mar y emisarios submarinos. A menudo es conveniente que los tubos se ensamblen y una vez acoplados se trasladen a donde se vaya a realizar la instalación. En la instalación se pueden emplear distintos tipos de juntas.


  • Unión mediante manguitos con cartelas para instalación marina
  • Juntas trabadas
  • Uniones laminadas
  • Unión por bridas.



También se pueden utilizar otros tipos de juntas en función de las especificaciones del proyecto. Existen diversas técnicas de instalación en función de las especificaciones del proyecto y las condiciones climáticas y orográficas del emplazamiento. Por ejemplo:


  • Instalación de tubos individuales - Con este método los tubos se sumergen y se unen debajo del agua de uno en uno
  • Instalación de tubos múltiples - Se montan de dos a tres secciones de tubo en tierra o en una barcaza y, una vez acopladas, se sumergen y se unen debajo del agua
  • Instalación de tubos múltiples en cadena (remolcado)

Su proveedor le proporcionará todas las instrucciones de instalación específicas para el proyecto en cuestión.

Si desea más información puede descargar el folleto Flowtite sobre Instalaciones subacuáticas aquí.